¿Hay salvación para los no cristianos? (Según los católicos)

Introducción

Recibí un email basado en material provisto por otro website diciendo:

Muchos piensan que Arinze será un heredero de Juan Pablo II pero incluso si no lo fuera sus comentarios son reveladores y aterradores...una ilustración del ecumenismo católico que enfría el Evangelio y se burla del ministerio de Jesucristo puede verse en la respuesta de Arinze a la cuestión: ¿Puede alguien ir al cielo aún sin haber aceptado a Jesús? Su respuesta para nada sorprendente pero aterradora y ominosa fue explícitamente: ¡Sí!

El sitio que este amigo citaba dedica mucho esfuerzo en tomar fuera de contexto diversas afirmaciones católicas para destruir el diálogo ecuménico que la Iglesia y muchos de los que somos parte de ella -como quienes hacemos este sitio- tratamos de llevar adelante para crecer juntos. Se nota que pasan días escrutando los documentos del Vaticano buscando frases que puedan ser utilizadas para enojar a los evangélicos, enseñan que los católicos no somos cristianos y que estamos promoviendo la New Age. URRRGGHHHH!!!

La Iglesia Católica discernió la voz de Dios cuando construyó la doctrina de la Trinidad (Padre, Hijo, y Espíritu Santo) Yup, "la Trinidad" es una doctrina católica que antecede a la Iglesia Evangélica por 1500 años, la palabra no aparece ninguna vez en la Biblia. Este es solamente un ejemplo de los cientos de creencias que el evangelismo heredó del catolicismo

Cualquier estudio sobre los Padres de la Iglesia deja clarísimo que las creencias del cristianismo primitivo eran las católicas. Aquí tienes una cronología Podamos o no disentir con el catolicismo nunca podemos negar que los católicos son cristianos. "Nadie puede decir que Jesús es el Señor si no posee el Espíritu Santo" (ICor 12,3). El profesor Peter Flint, no católico que tradujo los Rollos del Mar Muerto nos dice que la Biblia no existió sino hasta el S. IV cuando la Iglesia Católica decidió cuales serían los libros que la conformarían, antes de eso solamente había un puñado de cartas y la "Septuaginta", no la biblia. La Biblia no cayó del cielo con una etiqueta de la NIV en el encuadernado, son muchas oraciones, tiempo, discernimiento y discusión teológica entre los católicos lo que nos ha dado la Biblia y ocurrió 1000 años antes de Lutero. ¡Sí, los católicos somos cristianos!

Jesús llamó a sus seguidores (los cristianos) a la unidad para que "sean uno Padre, como tú en mí y yo en ti" (Jn.17,21) Espero que pudiéramos amarnos los unos a los otros como Él nos ha amado.

Para comenzar hay una seria confusión en la carta que envía esta persona:

El ecumenismo es el "diálogo" (esto incluye la discusión y el discernimiento teológico, la oración en común, actividades para conocerse más y las tareas conjuntas de promoción humana y justicia social) que los católicos romanos, los católicos ortodoxos y los cristianos evangélicos de las diferentes denominaciones llevan adelante con la idea de tender puentes hacia la unidad tras de Jesucristo a quien todos reconocemos como Mesías, Señor y Salvador, promover los valores del Evangelio y trabajar juntos por Cristo en todo lo que se pueda. (Puedes ver más en el Catecismo de la Iglesia Católica #820-822)

"[a los cristianos no católicos]... la Iglesia los abraza con respeto y amor fraternos...justificados por la fe en el bautismo se han incorporado a Cristo, por tanto con todo derecho se honran con el nombre de cristianos y son reconocidos con razón por los hijos de la Iglesia como hermanos en el Señor"... "El Espíritu de Cristo se sirve de estas Iglesias y Comunidades Eclesiales como medios de salvación como medios de salvación..." (Catecismo de la Iglesia Católica #818-819)

Cuando hablamos de no cristianos si un diálogo fuera posible no es ecumenismo, no está dirigido a lograr la unidad sino la convivencia pacífica de las tradiciones y las culturas basada en el respeto mutuo y se llama "diálogo interreligioso". En este caso la posición de la Iglesia es levantar en alto los valores del Evangelio sobre todo con los hechos sin agredir al otro y respetando lo bueno que esa tradición pueda contener sin pretender imponer porque Cristo nunca impuso compulsivamente nada a nadie.

"El hombre al creer debe responder voluntariamente a Dios, nadie debe estar obligado contra su voluntad a abrazar la fe. En efecto el acto de la fe es voluntario por su propia naturaleza ..." (Catecismo de la Iglesia Católica #160)

"[La Iglesia]... reconoce sinceramente que todos los hombres sean creyentes o no creyentes, deben habitar en común en un mismo mundo, y que todos deben colaborar en su debida edificación" (Gaudium et Spes #21)

Más aún, para cumplir el mandato de Jesús: "Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Noticia a toda la creación; el que crea y se bautice se salvará, el que no crea se condenará" (Mc. 16,15-16) la Iglesia continúa evangelizando en todo el mundo e incluso dando mártires en los territorios en que los no cristianos son mayoría para presentar a Jesús a quienes nunca han oído hablar de Él

"Enseñar a alguien para traerlo a la fe es tarea de todo predicador e incluso de todo creyente... [que] cumplen su misión evangelizando con el anuncio de Cristo comunicado con el testimonio de vida y de la palabra...este apostolado no consiste sólo en el testimonio de vida; el verdadero apostolado busca ocasiones para anunciar a Cristo con sus palabras tanto a los no creyentes como a los fieles" (Catecismo de la Iglesia Católica #904-905)

Sin embargo, encuentra contra los valores del Evangelio (Mt.5,1-11; Mt. 25,34-40; Mt.5,43-48) cerrarse al diálogo o negarse a servir a alguien solamente porque no ha aceptado a Jesucristo como a los intocables en la India o a los enfermos de SIDA en Africa; a los enfermos, ancianos o necesitados no cristianos y podriamos seguir con muchos ejemplos. Jesús curó leprosos, comió con pecadores, sanó a los gentiles, valorizó a las mujeres y los niños que en aquella sociedad eran tenidos por nada, bendijo con su presencia y palabra a los samaritanos que eran considerados casi malditos y si revisas el Evangelio encontrarás muchos ejemplos. Por mostrar solo uno: de los 10 leprosos que curó en el camino de Jerusalén (Lc.17,11-19), solamente uno volvió a agradecerle; no quiere decir que a los 9 que no volvieron Jesús le haya retirado la sanación o los haya obligado a volver bajo amenaza de condenación o de volver a enfermarse. Jesús respetó la libertad de elección y las creencias de estos 9 hombres no por eso dejó de amarlos y de servirlos y eso es lo que hace la Iglesia muestra a Cristo con sus enseñanzas y acciones, ama y sirve sin distinción de raza, clase social, edad ni credo.

Además, es casi imposible en términos prácticos poder llegar a absolutamente todas las personas que nunca escucharon hablar de Jesucristo (piensa solamente cuantos evangelizadores harían falta para llegar a cada una de las personas no cristianas en China o en la India). Al preguntar el entrevistador sobre una persona que no ha aceptado a Jesús está hablando de un no cristiano -Arinze trabajó mucho tiempo en las relaciones con el Islam intentando lograr mejores condiciones para los cristianos en todas sus denominaciones y mayor libertad religiosa en los países de dominio musulmán- En el caso planteado no se puede hablar de ecumenismo -porque refiere a un no cristiano- ni tampoco de alguien que con seguridad haya recibido el anuncio del Evangelio y se negó a aceptarlo porque la pregunta no especifica que se trate de este caso. La pregunta es muy en general y la posibilidad de salvación para los no cristianos "en general" existe bajo ciertas condiciones. Como verás más adelante la Iglesia tiene muy claro cuales son estas condiciones para esperar la salvación de un no cristiano.

Ahora sí entremos de lleno a la respuesta...

Los NO-Cristianos pueden salvarse

La Iglesia Católica deja absolutamente claro que cualquiera que VOLUNTARIAMENTE "da las espaldas" a Cristo y a su Evangelio no puede salvarse (Catecismo de la Iglesia Católica Nº 161 y 846 - Lumen Gentiun Nº14)

"Creer en cristo Jesús y en Aquel que lo envió para salvarnos es necesario para obtener esa salvación" (Cat. Iglesia Católica 161)

Entonces ¿Porqué la Iglesia dice que algunas personas que no han rendido su vida a Cristo ("nacido de nuevo") pueda ir al cielo? Para empezar con este tema hagamos un viaje por el Antiguo Testamento:

¿Se han salvado los No cristianos que vivieron antes de Cristo?

Miremos al Rey David, Jeremías y Ezequiel. Ellos nunca supieron nada de Cristo, nadie les preguntó si aceptaban a Jesús como su Salvador personal. Algunos dirán que estos tipos no están en el cielo y nunca lo estarán porque nunca hicieron una "decisión personal por Cristo" a lo largo de su vida.

Estos personajes y los demás grandes del Antiguo Testamento causan ciertos problemas entre algunos evangélicos porque no cumplen el requerimiento de "hacer una opción personal por Jesús" para su salvación. Algunos dicen directamente: "No sé donde están los profetas del Antiguo Testamento hoy, nadie lo sabe" sin embargo son los mismos que afirman que solamente hay dos posibilidades depués de la muerte: cielo o infierno y que la única forma de llegar al cielo es proclamar a Cristo como tu salvador personal en algún momento de tu vida. Si fuera tan así a los profetas del Antiguo Testamento le queda una sola posibilidad: el infierno. Esto no tiene sentido para mí: que alguien que escribió la Biblia esté en el infierno! Debo decir también que afortunadamente no todos los evangélicos siguen esta lógica, algunos incluso aceptan el criterio católico en este tema.

Los católicos creen que el día en que Jesús murió, descendió al lugar de los muertos (Sheol en hebreo, Hades en griego que se tradujo erróneamente a las lenguas modernas como "Infierno"). Descendió como salvador proclamando la Buena Noticia a los espíritus de los justos que estaban confinados allí (I Pe 3,18-19, Mt 27,52-53)

"Son precisamente estas almas santas que esperaban a su Libertador en el Seno de Abraham a las que Jesucristo liberó cuando "descendió a los infiernos" Jesús no bajó a los infiernos para liberar a los condenados ni para destruir el infierno de la condenación sino para liberar a los justos que le habían precedido" (Catecismo de la Iglesia Católica #633 -Concilio de Roma 745 D.C.- Concilio de Toledo IV 625 D.C.)

Los católicos piensan que hay redención para quienes aún buscando a Dios fielmente nunca hayan conocido a Cristo

"Sin la fe es imposible agradar a Dios, porque aquel que se acerca a Dios debe creer que Él [Dios] existe y Él es justo remunerador de los que lo buscan" (Heb. 11,6)

La palabra clave es aquí es el verbo "buscar"; los profetas y los justos del Antiguo Testamento buscaron a Dios y fueron recompensados

San Pablo nos lleva por todo el Antiguo Testamento; hablando de

Noé...Abraham...Isaac...Jacob...Rahab la prostituta...Moisés...Sara...Gedeón...Barak...Sansón...Jefté...David...Samuel y los profetas que con la fe conquistaron reinos, administraron justicia, obtuvieron gracias, pronunciaron promesas y cerraron la boca de los leones (Heb.11,7-12,1)

Ninguno de ellos conoció a Cristo, ninguno de ellos "nació de nuevo"; sin embargo Pablo no sugiere que estén en el infierno. Hablando de ellos dice: "estamos rodeados por una nube de testigos"; esto no suena a infierno.

Cristo deja claro que Moisés y Elías no estaban en el infierno (Mat.17,2) y que Abraham tampoco (Lc.16,22) Ninguno de ellos hizo una "decisión personal por Cristo". Obviamente, estas almas fieles complacieron a Dios. Los católicos piensan que su salvación la alcanzaron por su búsqueda honesta de la verdad y su fe en Dios.

¿Y después de Cristo?

Yo trabajo con personas con discapacidad. Algunos tienen profundos problemas cognitivos que son totalmente incapaces de rendirse voluntariamente a Jesús ni elegirlo en conciencia. Conociendo la compasión de Cristo por los enfermos y los marginados no pienso que hayan nacido para ser condenados al infierno ya que nunca podrán hacer su opción personal. Él es un Dios misericordioso. Eso es lo cool del bautismo católico. No elegimos nacer y sin embargo recibimos la gracia de la vida que tenemos. Los católicos creen que una persona puede recibir la gracia de la vida eterna incluso antes de poder elegirla. Lo que el Espíritu Santo espera de nosotros es que hagamos un compromiso personal con Cristo cuando sea posible hacerlo en conciencia, cuando tengamos la capacidad para hacerlo.

Jesús resucitó a una niña de la muerte (Mc.9,18) Es dudoso que ella lo haya conocido previamente y haya tornado su vida a Jesús. Él es un Dios de misericordia.

Cuando alguien NUNCA recibió el mensaje del Evangelio de un modo auténtico antes de morir pero sin embargo cree en Dios y busca la verdad; los católicos creen que la culpabilidad recae en nosotros cristianos que nunca hicimos nada para llevarle a Cristo (I Cor 9,16). Esta es una de las razones para evangelizar. Debemos evangelizar. Por ejemplo si un tipo muy recto en África busca a Dios o busca la verdad pero nunca ha escuchado hablar de Jesús ni del Evangelio en un modo auténtico,mejor tú y yo somos quienes nos ponemos de rodillas a implorar la miserciordia de Dios "Ay de mí si no evangelizo" (I Cor 9,16) Nosotros somos los responsables de que la Palabra llegue.

"...corresponde a la Iglesia la necesidad y, al mismo tiempo el derecho sagrado, de evangelizar a los hombres que ignoran el Evangelio sin culpa propia" (Cat. Iglesia Católica 848)

No es a causa de la práctica de su religión no cristiana que la persona del ejemplo anterior se salva. Los católicos creen que Jesús juzga lo que hay en el corazón de cada individuo. Sería cruel que Dios creara un alma y la condenara aún cuando esta persona haya buscado a Dios. No sería su falta que nadie le haya llevado el Evangelio. En todo caso, sería nuestra falta. La Iglesia enseña que la gente se salva por la Misericordia de Cristo incluso si fuera incapaz de reconocerlo en el momento de su muerte. Jesús es el único Salvador.

"Los que sin culpa suya no conocen el Evangelio de Cristo y su Iglesia pero buscan a Dios con sincero corazón e intentan en su vida, con la ayuda de la Gracia, hacer la voluntad de Dios, conocida a través de lo que les dice su conciencia pueden conseguir la salvación eterna" (Cat. Iglesia Católica 847- Lumen Gentium 16)

Jesús es el único Salvador. La Iglesia Católica deja muy claro que quien rechaza a Jesús luego de haber recibido el Evangelio en un modo auténtico será condenado (Catecismo de la Iglesia Católica 846)

Además los católicos confian en que estos honestos buscadores de la verdad que nunca conocieron al Señor pueden salvarse porque creen en la existencia del purgatorio. En un modo similar a lo que Jesús hizo cuando bajó al sheol a buscar a los justos del Antiguo Testamento (IPed 3,18-19) confían en que Él lo puede hacer con los buscadores honestos de Dios y de la Verdad que nunca fueron adecuadamente evangelizados durante su vida en la Tierra. Los católicos creen que esta gente puede ir al purgatorio y allí conocer a Jesús para poder entrar en el cielo.

Me dirían: "¡Eyh! ¡¿Ustedes entonces piensan que todos los no cristianos serán evangelizados en el purgatorio?!" Y la respuesta es NO La Iglesia Católica enseña que el purgatorio no es para quienes rechazaron voluntariamente a Cristo o nunca buscaron a Dios o su Verdad en la vida. Estos que rechazaron a Cristo y no fueron "buscadores honestos" no entrarán ni al cielo ni al purgatorio van directo al infierno.

Si nunca hiciste una decisión personal por Cristo, te ruego la hagas ahora. Es lo mejor que me ha podido pasar. Entra aquí para saber como.