Sacramentos, Sacramentales y Reliquias

Introducción

Muchos evangélicos tienen problemas con la idea católica de que un elemento material o un gesto pueda ser conductor del poder espiritual que proviene de Dios. Sin embargo, a pesar de esta crítica muchos usan libremente esta misma idea (que los católicos llaman "sacramento" y "sacramental") en sus propios ministerios aún cuando no los llamen así.Por ejemplo:

  • la bendición de personas con imposición de manos
  • orar sobre una casa para liberarla de poderes espirituales malignos
  • la unción con aceite en los servicios públicos o privados de sanación
  • dar gracias bendiciendo los alimentos

Kirk Franklin (evangélico) tiene una canción muy buena en su álbum Revolution que dice:

"There's healing in the water, down by the riverside", que quiere decir: "hay sanación en el agua bajando por la rivera"

El evangelista Billy Graham en su último viaje a Ottawa dijo que "antes de retirarnos hasta los bolillos de metal de esta cancha de hockey han absorbido nuestra oración y esto afectará a todos los que vengan a este edificio para eventos seculares"

Estos son algunos ejemplos de evangélicos que claramente manejan la idea de lo que un católico llamaría "sacramental"

¿Hay pasajes bíblicos que fundamenten esta idea de los "sacramentos", "sacramentales" y "reliquias"?

  • La Circuncisión como entrada en la Alianza (Lev.12,3)
  • El óleo de la unción con el cual se consagraban cosas a Dios y se ungía a los sacerdotes, a los profetas y a los reyes en Israel (Ex.30,22-25)
  • Había personas que se consagraban temporariamente o de por vida al servicio de Dios con un voto particular, el nazireato (Num.6)
  • Naamán el leproso fue a Eliseo en busca de cura. Él lo mandó a bañarse en el Jordán siete veces y su piel quedó sana (II Rey 5, 8-14)
  • Un hombre resucitó cuando entró en contacto con los huesos de Eliseo (IIRey 13,21)
  • La hemorroísa sanó al tocar la ropa de Jesús (Mc.6,27-34; Mt.9,20-22; Lc.8,43-48)
  • Jesús curó al ciego utilizando barro (Jn.9,6)y en varios pasajes "impone las manos"
  • Jesús sana tocando y poniendo saliva sobre la oreja y la lengua del sordomudo (Mc.7,33-35)
  • Felipe busca agua para bautizar al etíope luego de evangelizarlo y de que este ha aceptado a Jesús en su corazón (Hech.8,35-38)
  • Los lienzos o pañuelos que tocaban el cuerpo de Pablo se les ponían a los enfermos y estos sanaban (Hech.19,12)
  • Los apóstoles ungían con aceite a los enfermos en Nombre de Jesús cuando oraban por su sanación (Mc. 6,12-13 - Sgo.5,14)

La inmensa mayoría de los milagros de Dios relatados en la Biblia ocurren en este modo. Si bien a veces Él hace que algunas cosas pasen operando solamente en el nivel espiritual, ésto no es lo más usual. En general cuando Dios manifiesta su poder lo hace a través de una presencia física manifestando su poder a través de gestos concretos de seres humanos y de cosas que éstos tienen a su alcance. Los católicos piensan que Dios nos permite experimentarlo y aproximarnos a Él a través de elementos concretos. Y también piensan que tal como lo muestran los pasajes bíblicos el poder no viene del agua, del aceite, del gesto o de la persona que realiza el gesto (sacramentos y sacramentales) del pedazo de hueso ni del paño (reliquias, sacramentales) sino de Jesucristo mismo por el Espíritu Santo que obra con poder tal y como lo relata la Biblia

Además para los católicos está muy claro que la persona que está ministrando debe tener la intención de dar el sacramento en Nombre de Jesús y quien lo pide la intención de recibirlo. En otras palabras, un sacramento no ocurre por casualidad o por error. Los católicos creen que Dios quiere nuestra cooperación y esto también lo vemos en la Biblia. Jesús manda a bautizar en su Nombre (Mt.27,19), manda a celebrar la fracción del pan (Eucaristía/Misa) en su memoria (Lc. 22,19) y delinea la necesidad de la voluntad de quien celebra por ejemplo en el caso del bautismo (Mc.16,16). Esto sigue siendo así en la Iglesia Primitiva, Pedro indica "Háganse bautizar" (Hech.2,38-41), el etíope pide el bautismo (Hech.8,36), los enfermos deben llamar a los presbíteros para que los unjan (Sgo 5,14) y esta premisa fundamental de la intención sigue siendo así tanto en la celebración de los sacramentos y sacramentales como en la utilización de reliquias en el catolicismo.

Los Sacramentos: ¿Sólo signos o comunicadores de la Gracia?

Para los evangélicos, incluso los que "celebran sacramentos" como el bautismo, la comunión y el matrimonio; éstos son simplemente signos y símbolos de la fe; en general los consideran como una expresión externa de la fe; incluso en algunas denominaciones se los llama: "Signo" o "Testimonio"; se los entiende también como un recordatorio del compromiso asumido con Jesús en el corazón en ese primer momento en que se lo aceptó como Señor y Salvador.

Los católicos están de acuerdo en que los sacramentos son signo y testimonio pero, aún todavía más que eso: los católicos creemos que son verdaderos vehículos del poder de Cristo, del Espíritu Santo y por ende, de la Gracia. Los sacramentos operan en el alma lo que el gesto significa Este punto es una de las más grandes diferencias ente católicos y evangélicos. Los católicos creemos que son necesarios y poderosos.

La analogía del interruptor

Para entender mejor cómo los católicos creen que los sacramentos operan pensemos en un interruptor que permite prender o apagar una bombilla/lámpara de luz. Si entro a una habitación oscura y enciendo el interruptor, éste es una cosa incrustada en la pared, no en mi voluntad humana que provoca que haya luz en la habitación. Pero si en caso el bulbo (bombilla/lámpara)estuviera quemado aunque yo tuviera la voluntad de encender la luz, la luz no vendría aún cuando yo haya prendido el interruptor. A pesar de parecer muy sencillo y aunque yo no lo vea prender la luz es muy complejo, una serie de cosas pasan para que la luz se encienda e incluso aunque todo esté bien en la lámpara, en el interruptor y en los cables todavía necesito que la energía llegue desde la fuente local que distribuye electricidad a mi ciudad. No es mi voluntad humana lo que enciende la luz sino mi decisión de gatillar la serie de eventos físicos que provocan que se encienda la lámpara y que no dependen de mí. Y por supuesto,aunque todo estuviera funcionando a la perfección, si no enciendo el interruptor nunca se encendería la lámpara y permanecería a oscuras.

Ahora pensemos en los sacramentos como lo entienden los católicos. No es la acción física, el gesto ni el elemento material lo que genera que el Espíritu Santo se derrame y/o active, sin embargo es la decisión de cooperar con Él expresada en una acción específica lo que "abre el corazón" "enciende el interruptor" para que Él actúe de una manera específica. No es la acción física lo que crea el milagro, no es la voluntad humana pero es necesaria la decisión humana. Jesús cuando fue al Jordán le pidió permiso a Juan para que él realizara el gesto del bautismo y así la Trinidad se manifestó (Mt.3,15-17). Jesús nunca cambia su forma de actuar, Él nos pide permisos y gestos para actuar y manifestarse. Miremos a los sacramentos como un milagro del Espíritu en 4 etapas:

  1. La persona tiene el deseo de que el milagro ocurra, como ese que quiere prender la luz en la habitación.
  2. Por su decisión realiza una acción física, propia del mundo material como quien una vez decidido prende el interruptor de la luz
  3. A nivel espiritual, en lo profundo del ser ocurren cosas como detrás de escena que nunca podremos comprender porque el Espíritu llega, se activa y empieza a moverse; tal y como una vez encendido el interruptor la energía eléctrica llegará desde la central eléctrica local a la lámpara en una sucesión de fenómenos físicos que poco y nada entenderemos si no somos físicos o ingenieros.
  4. El milagro se manifiesta de algôn modo porque la Gracia del Espíritu Santo ha sido infundida en el corazón y esto ocurrió porque se le han abierto las puertas al celebrar el sacramento. Lo que en el caso del ejemplo sería que vemos la luz producida por la lámpara, que nunca hubieramos visto si no encendíamos el interruptor

Espero que esta simple explicación te haya servido, ahora vamos a la evidencia bíblica.

Evidencia Bíblica

Nosotros creemos que los sacramentos obran y cumplen en la persona lo que significan o simbolizan con el gesto, son obras visibles de Dios invisible. Los católicos lo creemos así por un par de razones, una porque Dios conoce nuestra naturaleza somos seres físicos y el obra a través de medios físicos como vimos en los ejemplos antes citados. Él puede hacerlo primero porque nada es imposible para Él (Lc.1,37), también porque Jesús es el Señor del Universo y tiene todas las cosas bajo sus pies (Ef.1,21-23) por ello bien puede valerse de cualquier persona o elemento material como instrumento si lo deseara y también porque Él obra visiblemente en y a través la Iglesia que es su Cuerpo y de Él recibe unidad y cohesión por la acción del Espíritu Santo que vivifica a sus miembros con carismas para ejercer ministerios y así continuen la obra salvadora de Cristo (Ef.4,4-6.4,15/I Cor 12,8-14,40), dentro de estos ministerios están el presbiterado encargado desde los tiempos apostólicos de celebrar los Sacramentos. Cada sacramento es "el interruptor" para activar la efusión del Espíritu Santo y esto encuentra fundamento en la Biblia:

Cuando somos bautizados entendemos que somos verdaderamente lavados de nuestros pecados y nos hacemos hijos adoptivos de Dios por la infusión del Espíritu en nuestros corazones (Gal. 3,23-4,7).

Cuando recibimos el perdón creemos que efectivamente nuestros pecados son perdonados y sus consecuencias desatadas en el cielo, porque Jesús dio ese poder a los apóstoles y sus herederos (Jn.20,22-23)

Cuando nos casamos entendemos que verdaderamente el poder de Dios que une en forma definitiva al hombre y la mujer como una sola carne porque Jesús lo ha dicho así "que el hombre no separe lo que Dios ha unido" (Mc.10,9)

Cuando recibimos la comunión creemos que recibimos a Cristo porque esto lo dejó muy claro Pablo en (I Cor 11,28-29) y que celebramos la memoria de su pasión, muerte y resurrección como Él lo ordenó (Lc.22,19-20) y donde dos o tres están reunidos en su Nombre allí está Él (Mt.18,20)

Cuando nos confirmamos aceptamos a Jesús como Señor y Salvador en forma conciente y madura y nos preparamos para llevar adelante nuestra vida de discípulos y nuestra misión de testigos de Cristo recibiendo a través de la imposición de manos y la unción la gracia que necesitaremos para llevarla adelante tal como Pablo y Bernabé ya bautizados recibieron nuevamente al Espíritu por la imposición de manos para comenzar su tarea misional (Hech.13,3-4)

Cuando un enfermo recibe la imposición de manos y es ungido con aceite (sacramento de la unción de enfermos) para nosotros este gesto realmente invoca sobre él el poder sanador del Espíritu Santo (Mc. 16,18/Sgo.5,14)

Cuando un nuevo sacerdote recibe su imposición de manos para el presbiterado y la unción está recibiendo el mismo gesto transformante que recibieron los primeros apóstoles y sus sucesores los obispos, presbíteros y diáconos (Hech. 6,6/II Tim 1,6.4,14.5,22) y con este gesto queda marcado para siempre como sacerdote (Sal 110,4). Esto los habilita para el ministerio y en el momento que ejercen el ministerio no importa tanto su persona -si bien se busca que sean verdaderos testigos de Cristo como indica Pablo a Timoteo- ya que son solamente canales del Espíritu de Dios para servir en el lugar para el que ha sido elegidos tal como el sacerdote Josué y el rey Zorobabel fueron "tubos de oro por donde fluya el aceite que brota del trono" (Zac.4,6b-7.12-14) porque recibe el mismo poder y envío que los apóstoles en el lavatorio de pies: "el que los recibe me recibe a Mí y el que me recibe a Mí, recibe al que me envió (Jn.13,20)

Para el catolicismo la afirmación de Pablo de que "Dios lo penetra todo y está en todos" (Ef.4,6) se entienden desde siempre en forma literal y lo creemos así porque Jesús así lo prometió: "Yo estoy en mi Padre y ustedes están en Mí y Yo en ustedes" (Jn.14,20),"habitaremos en él (Jn.14,22). Dios con su Gracia penetra y habita en nosotros. Esto lo vivimos de manera muy concreta al abrir el corazón al poder y la gracia de Cristo que entendemos se derrama a través de los sacramentos empezando el día de nuestro bautismo y creemos que la Gracia nos transforma porque "El que está en Cristo es una nueva creación, pasó lo viejo, todo es nuevo" (II Cor 5,17), porque al morar Dios en nosotros, nosotros de algún modo participamos ya en este mundo de su vida!. Creemos que Dios realmente viene a hacer morada en nosotros, a habitar en lo más íntimo de nuestro ser; y creemos que en cada sacramento recibimos más Gracia que transforma, más Espíritu Santo con los dones y carismas relatados por Isaìas y por Pablo por eso consideramos necesarios los sacramentos para crecer como cristianos.

Los 7 sacramentos son:

Eucaristía/Comunión: El sacerdote impone las manos sobre el Pan y el Vino rezando las palabras de la Escritura para consagrarlos en memorial de la Pasión, Muerte y Resurrección y por mandato de Cristo; así el pan y el vino se transustancian en el Cuerpo y la Sangre de Jesús. Más de este tema aquí
He vivido y vivo experiencias impresionantes y maravillosas después de comulgar, puedo sentir al Señor en mí, lo siento en mis venas.

Bautismo: El sacerdote, el Pastor o cualquier cristiano derrama agua sobre una persona pronunciando: "Yo te bautizo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" y como lo promete la Biblia, la Gracia es derramada sobre él o ella. Más de este tema aquí
Yo fui bautizado de niño en la Iglesia Presbiteriana a la que pertenecían mis padres; Dios nunca olvidó el sello indeleble que había puesto en mi ser y me protegió hasta el día en que lo encontré conciente y personalmente

Orden Sagrado: El obispo impone sus manos sobre el candidato al sacerdocio, lo unge con aceite y le entrega las vestiduras sacerdotales marcándolo con un sello indeleble Más de este tema aquí 
Espero un día llegar a ser miembro de una congregación religiosa

Confirmación: El obispo ora sobre la persona que expresa el deseo conciente de entregarse a Jesús y permanecer en unión con la Iglesia Católica y la persona recibe por la imposición de manos la Gracia para vivir como discípulo y hacerse testigo de Cristo desarrollando su propia vocación y misión. Más de este tema aquí Mi experiencia con este sacramento fue increible. El día en que me confirmé en 1995 se terminaron mis problemas con desórdenes alimentarios y nunca más volvieron.

Unción de los Enfermos: El Sacerdote administra el óleo, impone las manos y ora por la sanación física y espiritual sobre el enfermo grave, crónico, terminal o sobre el anciano.
He vivido algo maravilloso con este sacramento. Tenía una amiga en coma, el doctor decía que iba a morirse en cualquier momento. Llamé a un sacerdote que había trabajado en la India en un leprosario por 5 años. Él le ministró el sacramento de la unción y ella al día siguiente salió del coma y todavía vive y es feliz.

Matrimonio: Los nuevos esposos se ministran el matrimonio y el sacerdote ora sobre ellos. Así reciben un sello indeleble y la Gracia que necesitan para llevar adelante la vida familiar sin que esa unión se rompa.
Tengo un par de amigos que acaban de casarse en la Iglesia Católica y no paran de hablar de las abundantes bendiciones que han recibido
Hablo un poco más de este sacramento en el artículo sobre "el matrimonio gay"

Reconciliación Consiste en 3 elementos interrelacionados

  1. La contrición, genuino arrepentimiento por los pecados cometidos contra el buen Dios y mis hermanos a la que llego en conciencia de lo que he hecho, dicho y pensado
  2. La confesión, mi manifestación vocal del arrepentimiento en conciencia de que he fallado a Dios y a mi hermano
  3. La satisfacción o penitencia como acto por el que me comprometo y pongo en acción para reparar los efectos de los pecados que he cometido en mi propia vida y en la de los demás. ¡Cuando practicamos la caridad hay bendición!

El sacerdote ora por y con la persona que se confiesa y ofrece el perdón en Nombre de Jesús diciendo la fórmula: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo yo te absuelvo de todos tus pecados". Más sobre la Confesión y sobre la Penitencia aquí. He vivido experiencias maravillosas al salir del confesionario recibiendo en mi corazón mucha luz y cuando he servido a los demás en espíritu de humildad y sacrificio Dios ha derramado abundantes bendiciones en mi vida

Algunos críticos del catolicismo afirman que no hay evidencia alguna ni en el AT ni en el NT para la definición actual de los 7 sacramentos ya que no aparece un "listado" de ellos en la Biblia. Es cierto que los 7 sacramentos como tales fueron "definidos" por la Iglesia a lo largo de los siglos, sin embargo se los ha celebrado desde el primer momento de la existencia de la Iglesia y sí hay antecedentes bíblicos para ellos. Si este es tu cuestionamiento aquí te presentamos una tabla que puede ayudarte a entenderlo mejor*:

Judaísmo

Cristo y los Apóstoles

Catolicismo

La Circuncisión es la entrada en la Alianza. Hay derecho y obligación de celebrarla por herencia a los 8 días de nacer.(Lev.12,3)

Fue circuncidado (Lc.2,21-24) y bautizado con agua en el Jordán (Jn.1,33-34) Manda a sus discípulos a Bautizar (Jn.3,1-8. Mc. 16,16) Se bautizaban familias enteras (Hech.18,8)

El Bautismo es la entrada en la Nueva Alianza

Bar Mitzvah. A los 12 años el adolescente ingresa en la comunidad de los adultos y lee la Torah frente a la comunidad por primera vez. Asume su identidad de judío.

Jesús celebró su Bar Mitzvah (Lc. 2,46-50) asumiendo su identidad de “Hijo del Padre” y evidentemente a partir de allí participaba en las asambleas de las sinagogas hasta convertirse en un “Rabbi”.

Pablo y Bernabé ya adultos y bautizados reciben el Espíritu Santo para salir a su primera misión (Hech 13,3-4)

En la Confirmación a una edad adecuada (11-13 años) el adolescente acepta su identidad de cristiano y se compromete a vivir su bautismo como miembro de la comunidad. La confirmación es si se quiere la aceptación conciente de Jesús como Señor y Salvador y el envío para ser testigos y misioneros de Cristo

Sacerdocio Levítico al que se ingresaba formalmente en la edad adulta con un rito de imposición de manos. El sacerdote/levita era ungido con imposición de manos y recepción de vestiduras (Lev 8/Num 8,6-11.24-25).

No tenían herencia porque estaban “separados” para servir a Dios (Num 1,47-54/Deut 15,27)

Jesús es el sumo y eterno sacerdote (Heb 9,11-12) que instituye a sus apóstoles para celebrar su “memorial” (Mt. 26,26-28), "lavar los pies (servir) a sus hermanos" (Jn 13,1-20) y perdonar los pecados en su nombre (Jn 20,21-23). Los apóstoles inician la cadena de sucesión apostólica (Hech 1,15)

El Orden Sagrado es el sacramento que los llamados al sacerdocio reciben por sucesión apostólica con unción e imposición de manos.

El sacerdote también está “separado” para servir a Dios por los votos de castidad, obediencia y pobreza

Sistema sacrificial, Pascua, y Día de la Gran expiación Sabbath el día del culmen de la creación es el día principal (Lev. 1-7./Ex.12.31,12-18/ Deut. 16,1-17)

Malaquías profetiza que en el tiempo mesianico de la salida del sol hasta el ocaso se ofrecerá una "ofrenda pura" en alabanza de Dios (Mal 2,11)

La tradición oral rabínica indica que en el tiempo mesiánico el único sacrificio que continuará será la Todah (ofrenda de acción de gracias y comunión, de pan y vino)

Todos los sacrificios y la Pascua definitiva se concretan en la muerte y resurrección de Cristo, su Sangre derramada es la Sangre de la Nueva Alianza, cuyo memorial Él manda celebrar a sus discípulos, indicando que es necesario "comer su carne y beber su sangre" para tener vida eterna y así lo entendieron los primeros cristianos como lo relata Pablo (ICor 11,23-26/ Lc. 22,19-20/Mt.26,26-29/Mc. 14,22-25/Jn.6,66). Jesús ya resucitado se manifiesta "al partir el pan" (Lc. 24,30-31/Jn.20,19-29). Juan ve en el cielo a Cristo como el "cordero inmolado y de pie" (Ap.4,6)

La Eucaristía es el memorial de la muerte y resurrección de Cristo que incluye en sí misma todos los frutos de su Sacrificio de la Cruz, así se cumple la profecía de Mal 2,11 y el mandato de Cristo. En la comunión se lo recibe a Él en el corazón

Los pecadores y los enfermos de lepra (considerados pecadores ocultos) van al sacerdote a ofrecer expiación por sus pecados. Los ritos de expiación incluían fórmulas de confesión (Lev. 4-5.13-14)

Jesús perdona los pecados (Lc. 7,48) y manda a sus apóstoles a perdonar en su Nombre (Jn.20,21-23) El rito de la confesión queda registrado en las primeras comunidades cristianas (Sgo. 5,16)

En la Confesión/Reconciliación/Perdón el sacerdote heredero de la sucesión apostólica perdona los pecados en Nombre de Cristo por mérito de su Cruz

Los sacerdotes ejercían lavados rituales de purificación sobre los enfermos (Lev.13-15). Había exorcistas (Hech.19,13) y los profetas obraron algunos milagros de sanación.(IIRey 5,8-14)

Jesús sana y promete a sus apóstoles la gracia de la sanación como signo en su predicación (Mc.16,17)

En las primeras comunidades frente a un enfermo se llama a los presbíteros para que le imponga las manos, lo unja y ore por su sanación (Sgo 5,14)

La herencia de esta tradición de los presbíteros de orar por los enfermos llega al sacramento de la Unción de los Enfermos con el mismo formato que en las primeras comunidades.

El matrimonio lo instituye Dios Padre en el Génesis (Gen.1,28). Moisés autoriza el divorcio pero impone limitaciones para el matrimonio a los sacerdotes (Ex.21,7-8). Se celebra con grandes fiestas y no intervienen los sacerdotes

Jesús participa en el matrimonio en las bodas de Caná (Jn.2) Revierte la permisión del divorcio (Mc. 10,1-12) y eleva su dignidad al punto de que su relación con la Iglesia es expresada como el Esposo y la Esposa (Ef. 5,32)y el cielo se describe en el Apocalipsis como un banquete de bodas en el que se desposan el Cordero (Jesús y su prometida la "Nueva Jerusalén", la Iglesia (Ap. 21,2).

El Matrimonio es entendido como único y definitivo prenda de la unión íntima de Cristo con la Iglesia. No es el sacerdote sino que son los contrayentes los ministros del sacramento

Los Sacramentales

El catecismo dice:

Comprenden siempre una oración acompañada con un signo determinado como la imposición de manos, la señal de la cruz, la aspersión de agua bendita(Cat.Iglesia Católica #1668)

Otros gestos son la unción con aceite bendecido, la sal bendecida, la imposición de un signo material como determinadas medallas o escapularios

Todo bautizado es llamado a ser una bendición y a bendecir por eso los laicos pueden presidir ciertas bendiciones (Cat.Iglesia Católica #1669)

Los sacramentales no confieren la Gracia del Espíritu Santo a la manera de los sacramentos pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla [la Gracia] y a cooperar con ella(Cat.Iglesia Católica #1670)

Los sacramentales son: Bendición de personas, objetos (incluidos los alimentos) o lugares. Bendiciones permanentes o Consagraciones de personas como la profesión de votos religiosos o las bendiciones para ejercer ministerios laicos, objetos de uso litúrgico/religioso o lugares para la adoración. Bendiciones de protección contra el maligno y exorcismo (Cat. Iglesia Católica #1671-1673)

Esto se fundamenta en los mismos pasajes bíblicos que vimos en la introducción y en el mismo principio de los sacramentos: Dios puede obrar maravillas a nivel espiritual valiéndose de personas y elementos del mundo físico. Los sacramentales nada tienen que ver con la superstición y como lo dicen claramente las definiciones del Catecismo son oraciones de la Iglesia acompañadas de un signo o gesto externo pidiendo bendición y Gracia en diversas situaciones particulares. Como podrás deducir de las definiciones hay varios sacramentales que son practicados habitualmente en el mundo evangélico (ej: la bendición de personas, la bendición de casas, la bendición de alimentos, la unción con aceite pidiendo sanación), solamente que no se los llama de ese modo.

El Agua Bendita:

Tal vez el más famoso entre los elementos materiales usados en los sacramentales es el agua bendita. Un amigo evangélico decía que la mejor forma de hacer agua bendita era hervirla para hacerla desaparecer. Sin embargo el agua bendita es una cosa buena.Y podemos ver la historia del agua y su significado en toda la Biblia:Ex 14,15-22; Ex 17,6-7; Jos. 3,14-17; Ez. 47, 1-12; Mt. 3,13-17; Jn 5,1-9; Jn 19,34; Jn 3,5. (Citas tomadas de Karl Keating en "The Usual Suspects")

La Escritura sienta precedente sobre el uso de elementos materiales y en especial el agua [y el aceite] como instrumentos del poder de Dios Ver las citas de arriba.

Cuando tengo problemas para dormir usualmente asperjo agua bendita diciendo una breve oración más o menos así:"Que todo en esta habitación o en mi interior que no te pertenezca Señor sea expulsado en el Nombre de Jesucristo" ¡Y funciona! Siempre termino durmiendo como un bebé. De verdad lo recomiendo, es mejor que mil pastillas para dormir!

Reliquias

*Hay quienes acusan a los católicos de superstición o de ocultismo argumentando la veneración de reliquias y no podemos negar que hay quienes malusan las reliquias pensando que por sí mismas tienen algún tipo de poder; pero eso no es lo que enseña y practica la Iglesia. Para la Iglesia, según el Catecismo de la Iglesia Católica #1674 la veneración de reliquias es parte de lo que se llama la "religiosidad popular" es decir es parte de las expresiones de la fe que nacen del pueblo y que deben conducir a una mayor profundidad de la experiencia de Cristo y en particular a vivir mejor los sacramentos.

Hay otros que denigran el valor de las reliquias considerándolas un invento producto del fanatismo de Elena, la Madre del Emperador Constantino o una invención de la Edad Media. Sin embargo esto es falso. La veneración de reliquias está testimoniada desde los mismísimos comienzos de la Iglesia y siempre se ha tratado de lo mismo: tratarlas con veneración/respeto y orar junto a ellas alabando a Dios por el testimonio que este hermano dio en vida. Así lo testimonian escritos de la Iglesia Primitiva, por ejemplo(1):

"Tomamos sus huesos que eran más valiosos que las piedras preciosas y más refinados que el oro y los depositamos en un lugar adecuado. Y allí nos reunimos siempre que podemos, el Señor nos dará celebrar con gozo y alegría el aniversario de su martirio" ("El Martirio de Policarpo", 150 DC)

Solamente las partes más duras se sus reliquias se dejaron y estas las enviamos a Antioquia envueltas en lino como un inestimable tesoro dejado a la Santa Iglesia como cuenta de la gracia que ha sido en este martir" (El Martirio de San Ignacio", 108DC)

"No adoramos [las reliquias]porque tememos [cometer el error de] inclinarnos ante la creatura antes que a su Creador,pero sí veneramos las reliquias de los martires en order a adorar a Aquel por quien fueron martirizados" (San Jerónimo, siglo IV)

La mejor evidencia es que desde los primeros templos cristianos (el primero hallado está cerca de Jerusalén y data del siglo II) contienen en sus altares reliquias de martires, de hecho las catacumbas son cementerios subterraneos de los primeros martires romanos en los que los primeros cristianos se reunian cada domingo a celebrar misa, junto a la tumba, las reliquias de sus martires. Esto posiblemente se haya originado en la interpretación que los primeros cristianos hicieron de Ap. 6,9: "Vi debajo del altar las almas de los que habian sido inmolados a causa de la Palabra de Dios y del testimonio que habían dado" y como se trata de un tiempo donde los apóstoles y muchos de los primeros discípulos todavía vivían con seguridad no puede ser una interpretación errónea

Sin embargo Ap.6,9 no es el unico fundamento bíblico para entender porquè nuestros primeros hermanos en la fe veneraban las reliquias de sus martires:

  • Un hombre resucitó cuando entró en contacto con los huesos de Eliseo (IIRey 13,21)
  • La hemorroísa sanó al tocar la ropa de Jesús (Mc.6,27-34; Mt.9,20-22; Lc.8,43-48)
  • Los lienzos o pañuelos que tocaban el cuerpo de Pablo se les ponían a los enfermos y estos sanaban (Hech.19,12)

Y tal como los 3 pasajes describen distintos tipos de reliquias la Iglesia reconoce 3 tipos de reliquias: las primarias (huesos del santo/martir)como los huesos de Elias, las secundarias (elementos de uso personal del santo/martir) como la ropa de Jesus y las terciarias (algo que haya sido tocado por el santo/martir)como los pañuelos que tocaban el cuerpo de Pablo.

La Iglesia Católica ha continuado en la linea de los primeros cristianos y en sintonía con la Palabra de Dios por lo que ha mantenido a lo largo de los siglos el respeto y la veneración por las reliquias de sus mártires y santos.

Todos los católicos cuando oran en sus templos, aunque a veces no lo sepan oran junto a las reliquias de algún santo ya que continuando con la tradición de los primeros cristianos que celebraban misa en las catacumbas cada altar contiene una pequeña reliquia incrustada recuerdo del testimonio que esa persona dio por Cristo como ejemplo para cada uno de nosotros que tambien estamos llamados a ser testigos y recuerdo de la promesa de celebrar con Jesús en el cielo ya que tal vez cualquiera de nosotros pueda ser uno de los "compañeros de servicio y hermanos" (Ap.6,10-11) que los mártires que ya alcanzaron el cielo están esperando

Es tambien bastante usual que se lleven reliquias de los santos a los enfermos cuando se ora por sanaciòn y esto tiene que ver ni más ni menos que con esta historia que cuenta Hech.19,12. En ese caso la reliquia tiene un valor de sacramental, es decir un elemento externo que acompaña la oración de la Iglesia que intercede por el enfermo con los fundamentos que explicabamos más arriba. Pero básicamente las reliquias siguen siendo ante todo un recordatorio del ejemplo de alguien que vivió por Cristo y que nos demuestra que se puede ser un verdadero testigo de Jesús

Como podrás ver no se trata de superstición, ni de ocultismo, ni mucho menos de algo contrario a la Escritura.

Espero te haya sido util este artículo para aclarar las dudas sobre el catolicismo, conocernos y entendernos mejor

(1) Gracias Fr. Terry Donnahue, CC por sus insights y los escritos de Patristica