¿Son los Católicos Renacidos?

Nota: Si nunca has hecho un compromiso personal con Cristo. Si nunca le pediste que viniera a tu corazón y se hiciera Señor de tu vida, te recomiendo que lo hagas en este momento.

¿Son los católicos renacidos?

Pienso que tanto evangélicos como católicos están de acuerdo en lo impresionante de vivir un encuentro personal con Jesús. Esto es lo que el Papa Juan Pablo II dijo a los jóvenes que se preparaban para la Jornada Mundial de la Juventud en Toronto, en Julio de 2002:

Nuestro encuentro personal con Cristo inunda la vida con una nueva luz, nos coloca en la buena senda y nos envia a ser sus testigos. Este nuevo modo de ver el mundo y la gente, que nos viene de Él, nos lleva a profundizar en el misterio de la fe, que no es solamente una colección de afirmaciones teóricas que deban ser aceptadas y aprobadas por la mente, sino una experiencia que vivir, una verdad a ser vivida, la sal y la luz de la realidad. (cf. Veritatis Splendor, 88).

Mucho se ha debatido sobre los conceptos de "Bautismo" (católico) y "Nuevo Nacimiento" (protestante). Pienso, que para hablar en terreno común tendría que compararse el "Nuevo Nacimiento" con la experiencia católica de la "Segunda Conversión" . Esta es la experiencia personal en que un católico se rinde ante Jesús con la actitud de entregarse a Él: "Jesús toma mi voluntad y mi vida, todo te lo doy". Esta experiencia ocurre espontáneamente durante el peregrinar de fe de cualquier católico, cada uno en un momento particular de su vida. ¡Sí! La Iglesia Católica enseña la "relación personal con Cristo". El Catecismo de la Iglesia Católica dice:

1428 La llamada de Cristo a la conversión sigue resonando en la vida de los cristianos. Esta segunda conversión es una tarea ininterrumpida para toda la Iglesia que "recibe en su propio seno a los pecadores" y que siendo "santa al mismo tiempo que necesitada de purificación constante, busca sin cesar la penitencia y la renovación. Este esfuerzo de conversión no es sólo una obra humana. Es el movimiento del "corazón contrito", atraído y movido por la gracia a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero.

1430 La llamada de Jesús a la conversión y a la penitencia no mira en primer lugar, a las obras exteriores "el saco y la ceniza" , los ayunos y las mortificaciones sino a la conversión del corazón, a la penitencia interior.

1-Nota del Traductor: Aquí tienes más extractos del Catecismo que hablan de la relación personal con Dios

176. La fe es una adhesión personal del hombre entero a Dios que se revela. Comprende una adhesión de la inteligencia y de la voluntad a la Revelación que Dios ha hecho de sí mismo mediante sus obras y sus palabras.

299. Porque Dios crea con sabiduría, la creación está ordenada: "Tú todo lo dispusiste con medida, número y peso" (Sb 11,20). Creada en y por el Verbo eterno, "imagen del Dios invisible" (Col 1,15), la creación está destinada, dirigida al hombre, imagen de Dios, llamado a una relación personal con Dios.

796. La unidad de Cristo y de la Iglesia, Cabeza y miembros del Cuerpo, implica también la distinción de ambos en una relación personal. Este aspecto es expresado con frecuencia mediante la imagen del Esposo y de la Esposa. El tema de Cristo esposo de la Iglesia fue preparado por los profetas y anunciado por Juan Bautista. El Señor se designó a sí mismo como "el Esposo" (Mc 2,19). El apóstol presenta a la Iglesia y a cada fiel, miembro de su Cuerpo, como una Esposa "desposada" con Cristo Señor para "no ser con él más que un solo Espíritu". Ella es la Esposa inmaculada del Cordero inmaculado, a la que Cristo "amó y por la que se entregó a fin de santificarla" (Ef 5,26), la que él se asoció mediante una Alianza eterna y de la que no cesa de cuidar como de su propio Cuerpo:

2558. "Este es el Misterio de la fe". La Iglesia lo profesa en el Símbolo de los Apóstoles (Primera parte del Catecismo) y lo celebra en la Liturgia sacramental (Segunda parte), para que la vida de los fieles se conforme con Cristo en el Espíritu Santo para gloria de Dios Padre (Tercera parte). Por tanto, este Misterio -Jesús muerto y resucitado, Señor y Salvador- exige que los fieles crean en él, lo celebren y vivan de él en una relación viviente y personal con Dios vivo y verdadero

El Papa y el Catecismo son dos de las mayores autoridades en la Iglesia. Y nos hablan de tener una relación personal con Jesús. Tal vez, si eres evangélico, esto pueda asombrarte pero...¡es cierto con toda honestidad!

En lo que a este punto respecta tanto católicos como evangélicos están diciendo la misma cosa: "Entrega tu vida a Jesús. Déjalo conducirte. Entra en una relación personal con Él". Esto lo tenemos en común y la razón por la que podemos orar juntos y amarnos los unos a los otros como Él nos amó (Jn. 15,12). Mi encuentro personal con Jesús cambió completamente mi modo de vr el mundo, me cambió la vida. Le dije: "Sí" a Él y ... vaya que se hizo cargo y actuó. Me encanta orar con cualquiera que ame a Jesús. (Mt. 18,20)

top

Mi experiencia

Tan pronto como me convertí a Jesús, Él me dio una imagen en meditación. Una visión basada en una película llamada "La aventura de Poseidon" que había visto cuando era niño. Trataba sobre un barco que zozobró en el océano y quedó completamente boca abajo en el agua. La gente atrapada trataba de escapar. Como el barco estaba al revés ellos debían trepar hasta el fondo del casco que era la unica parte que quedaba sobre el agua. Sólo unos pocos sobrevivieron la "travesía" hasta el casco. Cuando llegaron allí golpeaban contra el acero del casco esperanzados en que los rescatistas pudieran oirlos. Los rescatistas encendieron antorchas y cortaron el fondo del casco para liberar a los sobrevivientes que estaban atrapados. Sin los rescastistas, los pasajeros se hubieran asfixiado y hubieran muerto esperando ser salvados.

En aquella meditación sentí que yo era un naúfrago golpeando el casco del barco, sabía que podría morir. De pronto un rescatista había encendido una antorcha y abrió el casco para liberarme. Ese rescatista era Jesús. Él fue quien me rescató de ese barco zozobrante llamado mundo. Solamente Él podía liberarme. Nada, ni mi decisión, ni mi esfuerzo ni mi filosofía de vida podrían haber quebrado el casco del barco para liberarme hacia el cielo. Solamente Jesús, porque Él está del otro lado, con una antorcha de luz para liberarme. Nadie tiene ese poder, ninguna otra religión o "camino de espiritualidad", solamente Jesús.

Esa imagen fue tan poderosa que nunca la olvidaré. Estoy profundamente agradecido a Jesús por haberme liberado y por prometerme la salvación eterna.

top

Tabla Comparativa: Católicos/Evangélicos

Comparemos el "salvarse" evangélico con el proceso/experiencia de "conversión del corazón" de los católicos. Pienso que hallaremos muchas más coincidencias de lo que uno se podría imaginar.

Paso Evangélicos

Católicos

1

Pecado

Una persona se separa de Dios y se hace esclava del pecado. Los pecados personales y la ignorancia de Jesús los condena. Una persona se separa de Dios y se hace esclava de graves pecados (serios / mortales) y/o de pecados veniales (no tan graves). Tal vez hayan sido bautizados al nacer pero perdieron la gracia del sacramento por rebeldía, complacencia o descreímiento.
2

Despertar o Avivamiento

Algo pasa que lleva a esta persona a reconocer su error (un movimiento del Espíritu) Algo pasa que lleva a esta persona a reconocer su error (un movimiento del Espíritu)
3

Arrepentimiento o Contrición

El pecador se arrepiente delante de Dios y pide a Jesús que venga a su vida (esto úlitmo es nacer de nuevo). Este es un encuentro personal con Jesús.

Los evangélicos dirán que el o ella ha sido "salvado" de la eterna condenación.

Hay aflicción del espíritu y corazón compungido (arrepentimiento sincero, de corazón). Esto provoca una toma de decisión en pos de Cristo. Una "segunda conversión" que es un encuentro personal con Jesús (Puedes ver más en el Catecismo de La Iglesia Católica Nº1428 y en Hech. 2,37ss.)*
4

Confesión

El pecador arrepentido habla con su pastor y ora con él. A partir de ese momento se involucra activamente en la vida de la Iglesia. El pecador arrepentido confiesa sus pecados delante de Dios y de los hombres (en presencia del sacerdote) pidiendo perdón. Este perdón le es otorgado por Dios sacramentalmente. Él/ella vive una reconciliación con Dios y con la Iglesia y es liberado del castigo eterno que pudiera corresponderle por su pecado. En su interior es restaurada la Gracia recibida en el bautismo.
5

Reparación o Enmienda

Frecuentemente se ofrece reparación cuando es posible, esto tiende a reparar los daños causados al prójimo. (Por ejemplo: devolver lo robado, pedir perdón o disculpas, etc.) Frecuentemente se ofrece reparación cuando es posible, esto tiende a reparar los daños causados al prójimo. (Por ejemplo: devolver lo robado, pedir perdón o disculpas, etc.)** En el catolicismo esto se llama "restitución o satisfacción" (Catecismo Nº1459)
6

Penitencia

El cristiano trata de vivir una vida util de servicio por amor a Jesús. El cristiano trata de vivir una vida util de servicio por amor a Jesús. Para el catolicismo esto ayuda a reparar los daños que el pecado ha causado dentro de uno mismo.


2- Notas del Traductor:

*En la Iglesia Católica hablamos de dos tipos de contrición (arrepentimiento). La "contrición imperfecta" que se da por miedo al castigo o las consecuencias del pecado y la "contrición perfecta" que se da cuando la persona se aflige al reconocer cuanto la ama Dios y cuanto ha faltado a ese amor. Si bien la contrición imperfecta basta para recibir el perdon en la confesión, Hugh aquí se está refiriendo a la contrición perfecta y en particular a ese momento en que por primera vez experimentamos la conversión. El momento en que nos hemos sentido tan amado por Dios y reconocimos el valor de la salvación en Jesús que nos ha impulsado a re-descubrirlo, aceptarlo concientemente como Señor y Salvador y a entrar en una relación personal con Él. En el caso de los evangélicos esta experiencia de conversión se considera única en la vida y se deriva en el bautismo como entrada a la comunidad. Para los católicos, en cambio, esta experiencia de conversión y de contrición perfecta no se dan una sola vez en la vida. Si bien es cierto que siempre hay un punto de inflexión -al que se refiere Hugh aquí- la experiencia de la conversión se puede repetir una y otra vez con distintos grados de intensidad en nuestro peregrinar de fe .

**En el catolicismo la reparación incluye habitualmente orar por las personas a quienes se ha causado algún daño y generalmente es indicada por el sacerdote en la confesión... aunque uno siempre puede hacer más de lo que se le indica en tren de reparación.

top

Buenas Noticias para el Ecumenismo

Si bien católicos y evangélicos no están de acuerdo en cuanto al crítico momento de la salvación, hay algo extremadamente importante en lo que sí coinciden: Ambos están de acuerdo en la necesidad de una reorientación radical de la vida hacia Jesús como centro. Esta reorientación radical viene del encuentro personal y la relación con Cristo en que el pecador descubre a Jesús como una persona real, que está viva hoy y se interesa por cada individuo. Los evangélicos dicen que esto pasa cuando la persona "nace de nuevo", lo católicos que pasa cuando se produce la "conversión del corazón". En cualquiera de los dos casos, la persona comienza a amar al Señor con todo su corazón, alma e intelecto y le permite que tome las riendas de su vida. Esta es la razón por la que puedo vivir grandes momentos de oración con mis hermanos evangélicos.

top

¿Cuándo somos salvados? - "Nacer de Nuevo o Renacer" vs. "Bautismo"

Si bien católicos y evangélicos no están de acuerdo en cuanto al crítico momento de la salvación, hay algo extremadamente importante en lo que sí coinciden: Ambos están de acuerdo en la necesidad de una reorientación radical de la vida hacia Jesús como centro. Esta reorientación radical viene del encuentro personal y la relación con Cristo en que el pecador descubre a Jesús como una persona real, que está viva hoy y se interesa por cada individuo. Los evangélicos dicen que esto pasa cuando la persona "nace de nuevo", lo católicos que pasa cuando se produce la "conversión del corazón". En cualquiera de los dos casos, la persona comienza a amar al Señor con todo su corazón, alma e intelecto y le permite que tome las riendas de su vida. Esta es la razón por la que puedo vivir grandes momentos de oración con mis hermanos evangélicos.

top

¿Los Católicos re-escribieron Juan 3:3 cambiando "Nacer de nuevo" por "Nacer de arriba"?

Esto es lo que algunos pastores dicen a sus fieles. La palabra griega usada originalmente en este pasaje es "anothen" {an'-o-then}. "Anothen " significa literalmente "desde arriba, desde un lugar más alto". A lo largo de todo su Evangelio, Juan usa esta palabra para referirse a un movimiento espiritual que baja desde arriba. En la versión King James [una de las versiones inglesas más tradicionales y difundidas en el protestantismo] las dos únicas veces que esta palabra es traducida como "de nuevo" es en Jn. 3,3 y 3,7 aunque la palabra se repite varias veces más a lo largo del texto y en esos casos se la traduce con el otro significado.

Yo utilizo la NRSV que es usada en muchos círculos académicos. Esta no es una versión católica. Fue preparada por National Council of the Churches of Christ in the United States of America. [El Consejo Nacional de Iglesias Cristianas de USA]. Esta traducción para Jn. 3,3 dice "nacer de lo alto".

De cualquier manera las palabras "nacer de nuevo" o "renacer" [segunda acepción de anothen] también funcionan y los católicos no tienen problema con las traducciones de los teólogos que usan "nacer de nuevo"

4- Nota del Traductor: La versión hispana protestante más difundida "Reina-Valera" traduce como "nacer otra vez". Las versiones católicas más difundidas en español traducen indistintamente "nacer de lo alto" (Biblia de Jerusalen); "nacer de nuevo" (Paulina) o utilizan las dos acepciones juntas como "renacer de lo alto" ("El libro del Pueblo de Dios"), "nacer de nuevo desde arriba" (Latinoamericana). Dada la doble acepción, para los católicos resulta indistinto usar una u otra traducción. Las dos expresiones están subordinadas a la expresión principal: "nacer del agua y del Espíritu" del versículo 5 que está el centro de la escena y según la interpretación católica hace clara referencia al Bautismo.

top

Reincidencia vs. Pecado Venial

Tal vez lo que los evangélicos llaman "reincidencia" los católicos podrían llamarlo "pecado venial" (no mortal). Los evangélicos dicen que un renacido que está reincidiendo puede "volver al Señor y arreglar con Él". Los católicos dicen exactamente lo mismo de la persona que comete un pecado venial. Ambos, católicos y evangélicos son amplios en cuanto a la posibilidad del arrepentimiento. Para los católicos la confesión es parte de ese proceso de arrepentimiento.

Los evangélicos dirían que un renacido que reincide tan gravemente que puede perder su fe, en realidad nunca ha tomado su decisión sinceramente y en consecuencia nunca ha "renacido". Los evangélicos sienten que este tipo de personas están en grave peligro de ir al infierno.[No se puede volver a bautizar]

Los católicos ven esto diferente. Ellos dicen que un "pecado mortal" -que es un acto nacido de la decisión conciente de cometer pecado y desobediencia grave- arranca la gracia salvífica recibida en el Bautismo. Se daña la relación con Dios que se había ganado con el Bautismo. Si no se reconciliara causaría condenación eterna (infierno). Los católicos siente que, si bien hemos sido salvados por Cristo, debemos "perseverar hasta el final" (Mc. 13,13; Sgo.1,2; Mt. 10,22; Mt. 24,13) y no rechazar la gracia del Bautismo. Pablo reconoció la importancia de perseverar hasta el final cuando dijo: "..."trabajen por su salvación con temor y temblor" (Fil. 2,12) y "...no sea que, después de haber predicado a los demás, yo mismo quede descalificado" (I Cor.9,27). Los católicos creen que Dios nunca olvida el sello indeleble impartido en el Bautismo y siempre llama y espera por que vuelvan a Él quienes han abandonado la fe. Los católicos creen que perseverando con fe hasta el final, y acudiendo a la reconciliación cuando caemos, recibiremos la salvación.

top

¿No es la relación con Jesús algo del corazón más que del intelecto?

Frecuentemente escucho a evangélicos que dicen que una relación con Jesús es "cuestión del corazón" y nada tiene que ver con el intelecto. Sin embargo, pensando en el más influyente renacido de la historia del cristianismo tengo que cuestionar esa posición. El Apóstol Pablo "renació" autenticamente en la ruta de Damasco. Jesús podría haber elegido a cualquier otro, pero eligió a un intelecto superior. Incluso los académicos seculares estarán de acuerdo con que Pablo es uno de los grandes intelectos en la historia de la humanidad.

Pablo no renunció a su inteligencia luego de haberse encontrado con Jesús, al contrario, la utilizó. Viajó a Atenas y discutió con los griegos en griego, fue a Roma y dialogó con los romanos en latín y como ciudadano romano. Siempre que habló con grupos lo hizo en el contexto socio-político particular. Usaba su intelecto para ganar almas. Usaba su profundo conocimiento de la Ley. No creo que haya sido "todo cuestión de corazón" para él. Usaba las potencias de la razón para convertir a los paganos y poner los cimientos de nuestra fe en la Palabra de Dios, la Biblia.

Es verdad que Pablo dejaba que Jesús hablara a través de él. Pero también es verdad que Jesús eligió a uno de los más grandes intelectos de su tiempo como instrumento para hablar. Dios nada tiene que ver con el miedo a la inteligencia. La Biblia está llena de poderosas demostraciones de como Dios usa el intelecto humano para ganar almas. La Iglesia Católica entiende la capacidad humana de razonamiento como un bien dado por Dios. Es Dios quien inventó la mente humana. El intelecto juega un rol importante en nuestra entrega a Dios. Hay muchas circunstancias en que cuando se presenta un argumento intelectual a los no creyentes, sus defensas intelectuales caen y son capaces de entregarse a Jesús. Pablo utilizó el intelecto humano para construir el Reino, no tiremos el trabajo serio de los teólogos por la ventana, no creo que Pablo ni Dios nos lo recomendarían.

top

Notas sobre el bautismo de niños 

Lo que sigue es un resumen, puedes ver más aquí

Los evangélicos piensan que la "separación de Dios" es resultado del pecado personal y por ende antes de la edad del uso de razón todos estamos ligados al cielo. Los católicos piensan que la separación de Dios es el resultado del "pecado original" de Adán y Eva, nuestros primeros padres, de aquí que los católicos bautizan a sus bebés.

El bautismo de niños se remonta al siglo II y es muy posible que en los comienzos de la predicación apostólica, cuando "casas enteras" recibían el bautismo los infantes también hayan sido bautizados (Hech.16,15). Es muy lógico que la mayoría de los bautismos registrados en la Biblia eran de adultos ya que Jesús había muerto recientemente. Si yo hubiera estado allí poco después de su resurrección de entre los muertos y hubiera visto a los apóstoles hablar en lenguas seguro que también hubiera corrido hacia las aguas para bautizarme.

Nosotros no elegimos nacer a la humanidad y sin embargo recibimos la gracia de la vida humana. No hemos elegido nacer en el pecado de Adán (consecuencia de su desobediencia) y sin embargo hemos nacido en él (pecado original). Los católicos piensan que, del mismo modo, como niños podemos recibir la gracia salvífica del Bautismo, ganada por la obediencia de Jesús, sin necesidad de elegirla concientemente.

En el bautismo de un niño, sus padres y la Iglesia interceden por él (los evangélicos dirían: "se paran el brecha"). Los padres que están intercediendo por su niños se comprometen a conducirlo en la fe y prepararlo para una futura decisión madura en la mejor manera posible. Los católicos sienten que la generosidad de Jesús y la intercesión de sus padres y la Iglesia en el momento del bautismo; con la espectativa de que el niño hará su opción personal con Cristo cuando sea capaz de hacerlo (Primera Comunión - Confirmación) [y el compromiso de la familia y la comunidad de apoyarlo y conducirlo a esto] hacen el Bautismo válido y abre la salvación para el niño.

¿Puede perderse la Gracia del Bautismo?

Cuando el niño crece y madura, se enfrenta a diferentes elecciones y a la elección de mantener la salvación mediante un contacto conciente y aceptación de Dios (conversión del corazón) o su rechazo conciente por el pecado, la complacencia o la rebelión. Quien opta por el rechazo, pierde la gracia que le fue dada en el Bautismo y podría perder su salvación y a menos que se reconcilien, estarán perdidos. (Esto es lo que les pasa a muchos de los católicos "culturales" y "nominales" que no conocen al Señor, nunca rezan, nunca van a la iglesia y no viven de acuerdo a las enseñanzas de Cristo) La experiencia de la "conversión del corazón" es la que sostiene una relación con Jesús muy similar a los que un evangélico llamaría "nacer de nuevo".

Oremos juntos:

Padre, por favor, haznos amarnos unos a otros; haznos trabajar juntos por la edificación de tu Reino, haznos construir una nueva esperanza engedrando relaciones entre las diferentes denominaciones y sana las heridas y el dolor de nuestra división. Que todos seamos uno en Ti como Tú eres uno en nosotros. Jesús, Rey de Reyes, Señor de Señores alabamos tu Nombre Poderoso y nos abrazamos unos a otros en tu Amor. ¡Amén!