¿Qué hay con esos libros "extra" de la Biblia

En los tiempos de Jesús había dos Antiguos Testamentos en uso. Uno era el Canon Palestino (o texto masorético escrito en hebreo) que es idéntico al Antiguo Testamento protestante y el otro el Canon Alejandrino (escrito en griego) conocido también como "la Septuaginta" que es idéntico al Antiguo Testamento católico. Los "Rollos del Mar Muerto" son un testimonio "viviente" de la existencia de la Septuaginta. Jesús cita frases de la Septuaginta en el 80% de sus referencias al Antiguo Testamento; era la Escritura en los tiempos de Jesús. Este es el orden de los libros de la Biblias modernas. El canon palestino tiene una ordenación diferente. La Biblia NIV [versión inglesa protestante] utiliza el ordenamiento de la Septuaginta, sin embargo no contiene algunos de sus libros (los "Deuterocanónicos)

Los cánones Alejandrino y Palestino eran casi idénticos salvo en su ordenamiento y en que la Septuaginta contenía estos 7 libros "Deuterocanónicos" que los protestantes llaman "Apocrypha" (Canon significa lista, en este caso la lista de los libros). Los apóstoles y la Iglesia primitiva de los "Padres de la Iglesia" usaban la Septuaginta. Los sínodos de Hipona (393D.C.) y Cártago (397 D.C.) tambien lo aprobaron.

Los evangélicos prefirieron el canon Palestino porque fue el que los judíos ratificaron en el año 90D.C. en su Concilio de Jamnia. Los católicos pensaban que este concilio judío ya no contaba con la infalibilidad de Dios porque la autoridad de Dios había pasado a los cristianos en Pentecostés (Hech.2,1) sesenta años antes.

Los libros Deuterocanónicos no fueron añadidos a la Biblia por el Concilio de Trento como muchos oponentes de la Iglesia lo dicen. Los cristianos siempre los han considerado parte de la Biblia. La Vulgata escrita en latín por Jerónimo en el 400 D.C. incluye estos libros Deuterocanónicos. La declaración formal de aceptación en Trento es nada más que una respuesta a la Reforma. Esta fue la primera vez que los libros Deuterocanónicos eran puestos seriamente en cuestionamiento. Presento ahorar material para académicos de mi amigo Art Sippo describiendo las internas y externas de la relación de los católicos con los libros Deuterocanónicos:

He escuhado a algunos evangélicos decir que los libros Deuterocanónicos no pertenecen a la Biblia, porque no son bíblicos. Esto para mí es un argumento circular. Martin Lutero los removió de su versión (también quiso sacar la Carta de Santiago y el Apocalipsis). Ahora basados en este canon, los evangélicos dicen que los libros Deuterocanónicos no son bíblicos. Sin embargo los libros Deuterocanónicos estaban en la Biblia desde el comienzo como lo revela la historia por lo que se debiera decir que son bíblicos por excelencia.

Los que dicen que los libros Deuterocanónicos no son bíblicos en realidad los rechazaron porque los libros Deuterocanónicos fundamentan la posición católica sobre el Purgatorio y la oración por las almas que allí se encuentren

Le pedí al Dr. Art Sippo que explicara un poquito la historia de la Septuaginta que es el Antiguo Testamento en griego que Jesús frecuentemente citaba.

De hecho no hay solamente un cuerpo de textos único llamado "la Septuaginta (LXX)". Hay en realidad varias familias y la vasta mayoría de ellas son de origen cristiano tan antiguos como de la primera centuria. Lo que sabemos de ellos [hablando de los libros Deuterocanónicos] es que estaban virtualmente en todas las colecciones cristianas de aquel tiempo. Esto es lo que cuenta. Cuando los cristianos coleccionaron el AT en los 3 primeros siglos DC, INVARIABLEMENTE usaban la LXX e incluían no solamente todos los libros Deuterocanónicos sino también otros textos que nosotros consideramos apócrifos. Sabemos de esto porque tenemos varios "códices" (es decir libros de aquel tiempo encuadernados) que desde la Iglesia Primitiva parecen haber sido creados por edicto imperial poco después del Concilio de Nicea en 325. También tenemos colecciones de libros del siglo II (ej. "el Fragmento Muratoriano") y el testimonio de varios Padres de la Iglesia que comienzan con Justino Martir en el año 150 D.C, Los Padres de la Iglesia citaban frecuentemente los libros Deuterocanónicos a partir del siglo I y hacia adelante. Hasta el siglo IV nadie discutió el canon "largo" del AT.

Fui a una conferencia de Peter Flint, el autor de la única traducción al inglés existente de los Rollos del Mar Muerto (publicada in 1999, www.deadseascrolls.org ) Su libro fue declarado "Libro del Año" en 2003 por el Institute of Biblical Archeology en Washington DC. Él demostró que los libros Deuterocanónicos (Apocrypha) eran incluidos con los otros libros del AT en los escritos del Mar Muerto. Los hallaron allí todos juntos. Esto ayuda a confirmar que los libros Deuterocanónicos eran reconocidos junto con los demás por los judíos de aquel tiempo (Siglo II A.C.)

El profesor Flint, que no es católico hizo una contundente afirmación, dijo: "ustedes no tendrían una Biblia sin la Iglesia" Cuando le pregunté acerca de esto durante la sesión de autógrafos después de la conferencia me dijo "Sin la Iglesia ustedes tendrían un puñado de libros. Con la Iglesia tienen la Biblia" (Lecture at Canadian Museum of Civilization Feb. 13, 2004, Ottawa, Canada)

Para mí como converso al catolicismo esta es una afirmación muy importante de un académico de la talla de Mr. Flint por sus implicaciones y particularmente porque él no es católico

Si la Biblia requirió de la Iglesia para su Canon (lista de libros que se incluyen) pienso que la el proceso de decisión sobre el Canon debiera haber sido "inspirado" por Dios. Pienso que el mismo tipo de Gracia requerida para decidir que libros se incluirían en el Canon Bíblico es la misma que se habrá requerido antes para escribirlos. Para mí hay 4 posibilidades

  1. Dios no inspiró la decisión sobre el Canon.
  2. Dios dio a los judíos esta Gracia en el siglo II D.C. cuando eligieron el Canon Masorético (después de haber rechazado a Jesús como Mesías)
  3. Dios dio esta Gracia a la Reforma en 1546
  4. Dios dio esta Gracia a la Iglesia Católica en Hipona (393 D.C.) y Cártago (397 D.C.) en virtud del Espíritu de Pentecostés.

No me puedo imaginar a Dios estando OK con tener dos cánones dando vueltas por allí. De modo que si saco fuera la opción #1, no puedo imaginarme que Dios haya esperado 1500 años hasta la Reforma para solucionar este asunto del Canon o sea que saco también la opción #3. Me quedan la opciones #2 y #4. Tengo mucha dificultad en creer que Dios haya dado en este caso su Gracia preferencialmente a los judíos que habían rechazado a su Hijo como Mesías antes que dársela a estos primeros cristianos que utilizaban los libros Deuterocanónicos. Por lo tanto creo que la Gracia fue dada a los primeros cristianos que usaban los libros Deuterocanónicos y ratificaron su inclusión definitivamente en Cártago en 397 D.C.

Este es el razonamiento católico para incluir esos libros. Personalmente, he recibido tremendas inspiraciones a partir de ellos y fui particularmente tocado por los libros de Tobit, Sabiduría, Judith y la historia de Susana en el libro de Daniel. Si no los has leído por favor dales una hojeada y juzga por ti mismo. Martin Lutero aceptaba Tobit, era parte originalmente de su Biblia.

top

Desarrollo de las decisiones sobre el Canon Bíblico

AD 51-125: Se escribieron los libros que conforman el NT.

AD 140:  Marcion, un empresario de Roma pensaba que había dos Dioses
Yahweh, el Dios cruel del AT y Abba el "Padre" del NT. Marcion eliminó totalmente el AT como Escrituras y como era por ello antisemita del NT solamente mantuvo 10 de las Cartas de Pablo y 2/3 del Evangelio de Lucas (eliminando toda referencia a la identidad judía de Jesús). El "Nuevo Testamento de Marcion" fue el primero en ser compilado forzando a la Iglesia a decidir el núcleo del canon: los 4 Evangelios y las Cartas de Pablo

AD 200: La periferia del canon no había sido aún determinada. De acuerdo a una lista compilada en Roma en el 200 D.C. (Canon Muratoriano) el NT consistía en los 4 Evangelios, los Hechos, las 13 Cartas de Pablo (sin incluir Hebreos), 3 de las 7 Cartas Católicas (1-2 Jn y Jds) y el Apocalipsis de Pedro

AD 367: La primera de las listas completas de los libros del NT en el número y orden exacto como las conocemos es escrita por Atanasio, Obispo de Alejandría en su "Carta Festal" en el #39 del 367 D.C.

AD 382: El concilio de Roma (convocado por el Papa Dámaso) comienza el movimiento para definir un canon universal para todas las iglesias locales. El NT es listado en su número y orden actuales 

AD 393: El Concilio de Hipona comienza a discutir el Canon propuesto años antes por el Obispo Atanasio

AD 397: El Concilio de Cártago redefine el Canon de la Iglesia de Occidente con la ratificación del Papa Inocencio. En el Oriente este proceso canónico fue obstaculizado por un número de problemas incluyendo cismas (como el de la Iglesia de Antioquía de la que se separaron los Coptos).

A.D. 787: El Segundo Concilio de Nicea adopta el Canon de Cártago. A partir de este momento las iglesias Latina de Occidente y los Griegos/Bizantinos del Este comparten el canon. Sin embargo las iglesias monofisitas y nestorianas del Este [que conforman ahora parte del cristianismo ortodoxo: coptos y asyrios (caldeos, sirios y siro-malankares); armenios ysiro-malabares (estos ultimos se reunificaron siglos despues)] estaban ya separadas y no aceptaron el canon hasta el Concilio de Florencia en el que acordaron unidad a este respecto en 1442

AD 1442: En el Concilio de Florencia toda la Iglesia Católica (Este y Oeste) reconoció la Septuaginta y los 27 del NT confirmando el Canon Romano de la Biblia que el Papa Dámaso había publicado mil años antes. De modo que a partir de 1442 todas las ramas de la Iglesia incluso las Ortodoxas quedaron ligadas por el mismo canon, 100 años antes de la Reforma

AD 1536:  En su traducción de la Biblia del griego al alemán, Lutero remueve los 7 deuterocanónicos y 4 libros del NT (Hebreos, Santiago, Judas y Apocalipsis) poniéndolos en un "Apéndice" diciendo que eran "menos" canónicos

AD 1546:  En el Concilio de Trento la Iglesia Católica reafirma de una vez por todas la lista completa de los 27 libros del NT y confirma la inclusión de los libros Deuterocanónicos que habían sido parte del Canon Bíblico desde la Iglesia Primitiva y confirmado en los sucesivos concilios de 393 AD, 787 and 1442 AD. En Trento, Roma dogmatiza el Canon incluyéndolo como materia de derecho canónico lo que a este punto quiere decir que el caso se ha cerrado para bien.

La sección de cronología es de Mark Bonocore & Bob Stanley