Porqué Bautizar a los Bebés - El Bautismo de Niños

Los evangélicos piensan que la "separación de Dios" es resultado del pecado personal [ pecado personal: cada uno cae por voluntad propia] y por ende antes de la edad del uso de razón todos estamos ligados al cielo. Los Católicos creen que la "separación de Dios" afecta a toda la humanidad y es el resultado del "pecado original" de Adán y Eva, nuestros primeros padres. Los católicos creen que todos nacemos en ese "pecado original" [es una "marca" propia de la naturaleza humana, afecta a todos sin necesidad de haber cometido pecado personal] Si el pecado original es la fuente de nuestra condenación por qué negar a los niños la gracia de Jesús, por qué privarlos de esta protección, esta es la razón por la que los católicos bautizan a sus bebés "en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo". Veo muchos padres evangélicos que intuitivamente parecen sentir en este mismo modo y enseñan a sus niños a rendirse a Jesús aún antes de que los niños entiendan de que se trata [incluso hay algunas denominaciones que "presentan" a sus niños pequeños a Dios en asamblea] Los católicos piensan que la mejor forma de proteger y nutrir espiritualmente a sus niños pequeños es bautizándolos.

Si fuera al patio de juegos de un jardín de infantes y le preguntara a los niños qué es un "buen chico" y qué un "chico malo"; me responderían: "un buen chico es bueno, no roba, hace caso a papá y mamá. Un chico malo agarra las cosas y es mezquino..." Nacemos propensos al pecado y lo manifestamos mucho antes de la edad del uso de razón, esa es la marca del pecado original.

En el artículo ¿Son los católicos renacidos? explico que la Iglesia Católica enseña la necesidad de un compromiso personal con Jesús, Si nunca has hecho un compromiso personal con Jesús puedes hacerlo aquí. Sin embargo, para lo católicos el momento crítico de la salvación personal es el Bautismo.

Y Pedro les respondió: "Conviértanse y háganse bautizar en el Nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados y así recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa ha sido hecha a ustedes y a sus hijos, y a todos aquellos que están lejos, a cuantos el Señor, Nuestro Dios quiera llamar". (Hech.2,38-39)

El bautismo de niños se remonta al siglo II y es muy posible que en los comienzos de la predicación apostólica, cuando "casas enteras" recibían el bautismo los infantes también hayan sido bautizados (Hech.16,15). Es muy lógico que la mayoría de los bautismos registrados en la Biblia eran de adultos ya que Jesús había muerto recientemente. Si yo hubiera estado allí poco después de su resurrección de entre los muertos y hubiera visto a los apóstoles hablar en lenguas seguro que también hubiera corrido hacia las aguas para bautizarme.

Una objeción evangélica al bautismo de niños es que ellos no pueden hacer a esa edad una opción personal por Cristo

Dr. Art Sippo explica que el Bautismo es el signo de la Alianza del Nuevo Testamento, como la Circuncisión lo era para el Antiguo Testamento. Nadie pretendía que un niño de 8 días [edad a la que se circuncidaba en el A.T.y todavía se circuncida a los niños judíos] hiciese una profesión de fe. Él nació como parte de una familia creyente y fue llamado por Dios.

No elegimos nacer y sin embargo hemos recibido la gracia de la vida humana. Los católicos piensan que no se necesita elegir el bautismo para recibir la vida de la gracia.

 Nosotros no elegimos nacer a la humanidad y sin embargo recibimos la gracia de la vida humana. No hemos elegido nacer en el pecado de Adán (consecuencia de su desobediencia) y sin embargo hemos nacido en él (pecado original). Los católicos piensan que, del mismo modo, como niños podemos recibir la gracia salvífica del Bautismo, ganada por la obediencia de Jesús, sin necesidad de elegirla concientemente. Los cristianos evangélicos oran por sus familiares y amigos no cristianos. Ellos "se paran en la brecha" por sus seres queridos y creen que sus oraciones lograrán un flujo de gracia sobre la persona incluso cuando esta no lo hubiera elegio.

En el bautismo de un niño, sus padres y la Iglesia interceden por él (los evangélicos dirían: "se paran el brecha"). Los padres que están intercediendo por su niños se comprometen a conducirlo en la fe y prepararlo para una futura decisión madura en la mejor manera posible. Los católicos sienten que la generosidad de Jesús y la intercesión de sus padres y la Iglesia en el momento del bautismo; con la espectativa de que el niño hará su opción personal con Cristo cuando sea capaz de hacerlo (Primera Comunión - Confirmación) [y el compromiso de la familia y la comunidad de apoyarlo y conducirlo a esto] hacen el Bautismo válido y abre la salvación para el niño.

top

¿Puede perderse la Gracia del Bautismo?

El Bautismo no garantiza la salvación. Para los católicos la salvación es un proceso continuo, hasta el día de la muerte (más en la sección Nacer de Nuevo) El bautismo lleva consigo la expectativa de que cuando madure, el bautizado entregará su vida a Jesús, en este sentido, católicos y evangélicos coinciden en la necesidad de que cada persona haga su propia "opción personal" por Cristo cuando es emocional e intelectualmente capaz de comprender lo que este compromiso significa. Teóricamente para los católicos este paso debiera darse en la Confirmación, aunque para muchos llega mucho más tarde. Usualmente es durante una crisis personal cuando realmente tenemos una "conversión del corazón" y una entrega a Jesús (Catecismo 1426-1430) similar a lo que los evangélicos llamarían: "nacer de nuevo".

Cuando el niño crece y madura, se enfrenta a diferentes elecciones y principalmente a dos:

1- La elección de mantener la salvación mediante un contacto conciente y aceptación de Dios (conversión del corazón o nacer de nuevo) o

2- Su rechazo conciente por el pecado, la complacencia o la rebelión.

Quien opta por el rechazo, pierde la gracia que le fue dada en el Bautismo y podría perder su salvación y a menos que se reconcilien, estarán perdidos. (Esto es lo que les pasa a muchos de los católicos "culturales" y "nominales" que no conocen al Señor, nunca rezan, nunca van a la iglesia y no viven de acuerdo a las enseñanzas de Cristo) La experiencia de la "conversión del corazón" es la que sostiene una relación con Jesús muy similar a los que un evangélico llamaría "nacer de nuevo".Si nunca has hecho un compromiso personal con Cristo. Si nunca le pediste que viniera a tu corazón y se hiciera Señor de tu vida, te recomiendo que lo hagas en este momento.

Los católicos sienten que deben "perseverar hasta el final" ( ver II Tim. 2,12) a diferencia de la teoría evangélica: "una vez salvado, salvado para siempre". Sin embargo, los católicos creen que Dios nunca olvida el sello indeleble impartido en el bautismo y siempre nos está llamando y esperando que retornemos a Él.

En mi testimonio cuento que no había entregado mi vida a Jesús hasta los 28 años de edad. Mirando hacia atrás veo muchos momentos en mi vida en los que Dios me protegió en circunstancias peligrosas. Recientemente estuve en una fiesta hablando de esto y una joven católica me dijo: "¿Fuiste bautizado cuando eras bebé?", yo le respondí: "sí, mis padres eran presbiterianos". Ella me respondió: "Dios nunca olvida el bautismo de sus hijos, incluso si tú no te acuerdas. El protege, espera y se esperanza en que sus hijos bautizados retornen a Él". Cuando ella dijo eso me dio escalofrío, lo sentí muy cierto. Si tienes niños pequeños te ruego que los bautices.

PARA NO CATÓLICOS: Si tienes niños pequeños también te ruego que los bautices. No debes ser católico, ni siquiera bautizado, para hacerlo y si perteneces a una denominación en que el pastor no lo hace, tú puedes hacerlo. La próxima vez que tienes a tu niño en un lavabo, bañadera o pileta simplemente toma un poco de agua y ora a Jesús diciendo : "(Nombre) yo te bautizo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" . Pienso que podrían ser los mejores 10 segundos gastados por tus hijos.

¿Por qué los católicos usan sólo un poquito de agua en lugar de la inmersión completa?

Los evangélicos afirman que el Bautismo es un acto simbólico, sin embargo prefieren la inmersión en un tanque de agua a la aspersión sobre la cabeza para respetar literalmente lo que se hacía en los primeros tiempos. Si tuvieramos que tomarlo todo literalmente, incluso el tanque de agua o una laguna serían inadecuados. Solamente un río sería adecuado porque así era según la Biblia. Yeah, lo sé, algunos lo hacen el río. A ellos les diría que respetando la literalidad no podría ser cualquier río (debiera ser por ejemplo el Jordán). Los católicos creen que lo importante es respetar que se bautice "en el agua y el Espíritu" (Jn.3,3), es decir lo que importa no es tanto el como sino que se use agua.

¿Cuándo un bautismo es válido?

  1. La validez sacramental requiere varias cosas:

    1. Modo apropiado,
    2. Materia,
    3. Intención,
    4. Un ministro.

    Modo Apropiado: Debe usarse la fórmula trinitaria. (Mt. 28,19). Por ejemplo el ministro dice: "(nombre) yo te bautizo en le Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" o "el siervo de Dios (nombre), es bautizado en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo" (cf. Catecismo de la Iglesia Católica 1240)

    Materia: La materia propia del Bautismo es el agua. Quien se bautiza debe ser totalmente o parcialmente sumergido tres veces o recibir tres asperisones de agua sobre la cabeza por el ministro mientras la fórmula propia es dicha. (cf. Cat. Iglesia Católica 1239)

    Intención: La intención del ministro debe ser hacer lo que la Iglesia hace, es decir bautizar (Cat. Iglesia Católica 1256) No es necesario que el ministro posea una creencia ortodoxa, ni fe [acorde al catolicismo] para que el sacramento sea válido en su eficacia (c.f. 1993 Directorio sobre el Ecumenismo 95b).

    Ministro: Los ministros ordinarios del bautismo son el sacerdote y el diácono [para el catolicismo] pero el bautismo puede ser válidamente administrado por cualquier persona, incluso no bautizada, si tiene la intención de hacerlo en caso de necesidad (c.f. Cat. Iglesia Católica 1256). Eso sí una persona no puede bautizarse a sí misma. Toda persona viva que aún no ha sido bautizada tiene derecho a serlo (Cat. Iglesia Católica 1246)

    Oremos juntos:

    Padre, por favor, haznos amarnos unos a otros; haznos trabajar juntos por la edificación de tu Reino, haznos construir una nueva esperanza engedrando relaciones entre las diferentes denominaciones y sana las heridas y el dolor de nuestra división. Que todos seamos uno en Ti como Tú eres uno en nosotros. Jesús, Rey de Reyes, Señor de Señores alabamos tu Nombre Poderoso y nos abrazamos unos a otros en tu Amor. ¡Amén!